Contact us
    Office Hours: 8:30am - 5:30pm (GMT)

Cómo funciona el GcMAF

Ensayos preclínicos y lo que hemos aprendido

En las personas sanas, el GcMAF cumple la función de “director” del sistema inmunitario. Sin embargo, los virus y las células malignas –como las cancerosas – liberan una enzima llamada nagalasa que impide la producción de GcMAF, lo que neutraliza el sistema inmunitario. De esta manera, las enfermedades se vuelven crónicas y las células cancerosas se multiplican sin control.

Una dosis semanal de GcMAF durante 3 semanas consigue elevar el nivel de defensas de su sistema inmunitario por encima de lo normal. Por lo general, se necesita una dosis por semana durante 24 semanas para el tratamiento de diversas enfermedades y cánceres en estadios iniciales; el tratamiento será de un año para cánceres en estadios más avanzados.

La dosis semanal de GcMAF es como una pequeña gota de lluvia: es totalmente estéril y supone un curso de acción ético para el médico.

 

Nosotros extraemos y aislamos moléculas de GcMAF; nuestro GcMAF se ha sometido a cientos de experimentos de laboratorio en universidades, laboratorios y clínicas, y ha sido objeto de 11 trabajos de investigación científica independientes.

Por lo tanto, proponemos una terapia de sustitución de GcMAF para aquellas personas que no pueden elaborarlo por sí mismas. El GcMAF administrado sustituye la parte que le falta al sistema inmunitario, al tiempo que actúa como la medicina del propio organismo.

Durante la Conferencia sobre el GcMAF de 2013 quedó demostrado que el GcMAF es una molécula infinitamente más poderosa de lo que se pensaba, tanto desde el punto de vista científico como de los resultados observados por los médicos. En cánceres de estadio IV, los médicos que escogieron la terapia complementaria adecuada, tales como las que aparecen en “Estrategias de tratamiento”, están salvando a todos sus pacientes. Hemos logrado remisiones completas en muchos de los cánceres más habituales, como los de mama, próstata y pulmón, y también, aunque en menor medida, en los casos de leucemia y melanoma.

El sistema inmunitario puede erradicar inflamaciones e infecciones bacterianas y víricas crónicas, y nuestro GcMAF ha demostrado su eficacia tanto en estos casos, como en casos de autismo, herpes crónico, acné crónico, síndrome de fatiga crónica (SFC), enfermedad de Lyme, fibromialgia, LMBBS (Síndrome de Laurence-Moon/Bardet-Biedl), osteoporosis y diversos tipos de disfunciones inmunitarias, como las alergias. Las investigaciones han demostrado que el GcMAF puede revertir el VIH, la enfermedad de Parkinson, así como prevenir el deterioro en la esclerosis múltiple (EM) y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), y en su función de regulador del sistema inmunitario, puede revertir el curso de enfermedades que atacan el sistema inmunitario, como el lupus y la artritis. En la cirrosis grave, el proceso dura 15 meses o más. Suele resultar eficaz en la depresión grave. El GcMAF nos permite salvar pacientes que se encuentran en estadio IV, pero siempre que estén controlados de cerca, razón por la cual hemos organizado en Suiza los Cursos Residenciales de Bienestar; si le quedan tres meses de vida o más, no tiene por qué ser el final.

Clínicas, médicos y personas diagnosticadas con alguna de estas enfermedades y que hayan hecho sus propias investigaciones sobre el GcMAF, están invitados a responder. Solicitamos una copia de la información del diagnóstico y de los informes de actualización durante y después del tratamiento, firmados siempre por un médico, a fin de recopilar datos que avalen la eficacia del GcMAF en diversas enfermedades, lo que ayudará a ponerlo a disposición de los pacientes que lo necesiten. Los participantes pueden dejar de colaborar en cualquier momento.

Somos el principal proveedor de universidades dedicadas a la investigación, 300 clínicas y médicos, y hemos reunido a 4.000 participantes. Asimismo, somos los únicos que hacemos pruebas de actividad, las cuales solo resultan fiables en ensayos con células vivas, como el que puede verse en el vídeo de nuestra página de inicio (vídeo realizado con la técnica de time-lapse, que ofrece un resumen del octavo ensayo que llevamos a cabo en nuestro laboratorio): nuestro GcMAF activa a los macrófagos que eliminan las células cancerosas fagocitándolas. Probablemente, somos los únicos en el mundo que cuentan con esta tecnología.

Haga clic en Calidad > Vídeos > “Células cancerosas convertidas nuevamente en células sanas” para ver qué ocurre con las células cancerosas cuando se añade GcMAF en ausencia de macrófagos. Se trata de otra técnica pionera en el mundo realizada una vez más en nuestro laboratorio.

El resumen de los resultados de nuestra investigación se publicó el 1 de febrero de manera simultánea en la quinta Conferencia sobre Inmunoterapia celebrada en San Diego, California, y en la Conferencia PMTC (Personalized Medicine and Targeted Therapies in Cancer) organizada por la Universidad de Sharjah, Emiratos Árabes Unidos.

Prometimos publicar 6 trabajos de investigación más a lo largo de 2013. El primero de ellos –centrado en el proceso histológico de la destrucción de células malignas en el cáncer cerebral y de mama por parte del GcMAF –, fue aclamado en la Conferencia sobre Inmunoterapia e Inmunomonitorización celebrada en Cracovia, Polonia, del 22 al 24 de abril; pero, de hecho, redactamos 12 en los primeros 6 meses de 2013. Todos ellos han sido revisados externamente, al tiempo que se ha autorizado su publicación en conferencias sobre inmunología y en prestigiosas revistas científicas.

Los numerosos científicos que publicaron trabajos sobre ensayos con GcMAF seleccionaron a aquellos pacientes que padecían cáncer o VIH en sus primeras fases y refirieron casi un 100% de éxito, sin recaída pasados varios años. No realizaron ensayos con pacientes que presentaran grandes tumores.

Nuestros ensayos son diferentes: muchos de los pacientes tienen más de 50 años, algunos incluso más de 80, y presentan cánceres avanzados o terminales, con masas tumorales significativas.

Parece ser que nuestro GcMAF logra restaurar el sistema inmunitario en aproximadamente 3 semanas en la mayoría de los casos, superando probablemente una tasa del 80%. Cabe recordar que la vida media del GcMAF es de tan solo una semana (el paciente debe seguir con el tratamiento hasta eliminar la enfermedad o el sistema inmunitario volverá a bloquearse). En los pacientes con respuesta (alrededor del 80%), la nagalasa disminuye entre un 10 y un 40% cada 8 semanas.

El tratamiento con GcMAF para el herpes/acné crónico es de 8 semanas. Éste deberá prolongarse 24 semanas más en los casos de: autismo (un 85% mejora, un 15% se cura), SFC (un 60% se cura), VIH, enfermedad de Lyme (un 8% responde, la mayoría parece tener bloqueado el gen VDR y los virus se ocultan con biopelículas) y cáncer en estadio I o II (el 80% responde). En los casos de cáncer avanzado, si se siguen las “Estrategias de tratamiento”, se detecta respuesta en el 80% de los pacientes pero erradicar completamente la enfermedad lleva entre un año y 18 meses. Es preciso recordar que cada paciente responde de forma distinta. No nos es posible prever cómo responderá usted.

Cuanto más leve es la enfermedad, más fácil les resulta erradicarla al GcMAF y a su sistema inmunitario. El GcMAF precisa niveles normales de vitamina D para funcionar eficazmente. Sin embargo, incluso en los casos en los que la respuesta que se produce es de baja intensidad, por lo general el GcMAF parece detener el avance del cáncer.

Probablemente hayamos demostrado que el GcMAF puede funcionar en personas de hasta 90 años, con cáncer terminal en estadio IV, y que es capaz de destruir grandes masas tumorales. Véase a la izquierda la sección “Pacientes tratados con GcMAF”.

Si se le realiza un análisis para estudiar su recuento de monocitos, la presencia de marcadores relevantes y los niveles de vitamina D, así como los niveles de nagalasa en sangre al inicio del tratamiento, en su siguiente análisis, pasadas 3 semanas, deberá constatar que su sistema inmunitario se ha recuperado por completo; tras 8 semanas, la disminución significativa de los niveles de nagalasa indicará que la enfermedad está perdiendo terreno. En ningún caso deberá abandonar la administración de GcMAF hasta que sus niveles de nagalasa estén por debajo de 0,65 nmol/min/mg. A estos niveles, la nagalasa pierde la capacidad de impedir que su organismo produzca su propio GcMAF y entonces ya no necesitará el nuestro.

Los niños con autismo pueden presentar una mejoría a las 5 semanas y una mejoría sustancial a las 8 semanas. Véase a la izquierda la sección “Experiencias de los participantes”. No obstante, cada persona es diferente.

La maravilla de usar el propio sistema inmunitario para combatir el cáncer u otra enfermedad es que éste recuerda cómo derrotarla para el resto de su vida: no volverá a aparecer. Y al contrario que la quimioterapia, los efectos secundarios son insignificantes.

El único modo de comprobar si el GcMAF es genuino y activo es probarlo en células vivas en un laboratorio. Véase arriba a la izquierda “Nuestro GcMAF a prueba”. En conclusión:

Juntamos macrófagos vivos con células MCF7 de cáncer de mama; no ocurre nada. Luego añadimos GcMAF; en 72 horas, los macrófagos fagocitan todas las células MCF7. A continuación, juntamos GcMAF con células MCF7 únicamente, y el GcMAF transforma las células cancerosas en células sanas.

Contamos con GcMAF para ensayos preclínicos. Véase arriba a la izquierda “Comprar GcMAF aquí”.

Si desea continuar con el proceso, deberá leer al menos las secciones “Comprar GcMAF aquí” y “Estrategias de tratamiento” que aparecen a la izquierda íntegramente. Asimismo, deberá estar dispuesto a proporcionarnos información.

Para cualquier pregunta, envíenos un email a través de la sección “Contacto” que figura arriba o llame a nuestro representante David Noakes 00 44 7781 411 737 de 10.30 a las 22 horas (UTC/GMT).

 

© 2013 GcMAF.se - GcMAF All Rights Reserved | Site built by STRATAGEMdesign
go to top